SUP Dog: disfrutar del paddle surf con tu mascota es posible y divertido

El SUP Dog es una modalidad del paddle surf donde el protagonista será tu mascota. Su nombre, lógicamente, deriva del inglés de hacer paddle surf con perros, ya que son las mascotas predilectas, las que adoran la compañía y las que, también, adoran el agua. Nadie imaginaría, por ejemplo, hacer paddle surf con gatos.

Para el paddle surf con mascotas necesitarás una tabla estable (All Around, mínimo) y seguir algunos consejos para que tanto tú como tu mascota disfruten del agua en igual proporción.

Consejos para hacer SUP Dog

Adiestramiento. No vas a meterte al agua con tu perro y tu tabla de paddle surf de una vez. Necesitas adiestrar a la mascota, para que se acostumbre a la tabla, para que no se lance de ella y para que, al igual que tú, disfrute.

Para adiestrar al perro necesitarás que se familiarice con ella. Muéstrale la tabla, colócala en el patio o en un lugar familiar y comienza a subir a tu mascota en ella. Repite el proceso durante varios días, hasta que deje de ver la tabla como un objeto extraño.

Cuando ese paso esté superado, debes comenzar a entrenar al perro para que responda órdenes sencillas como subir, bajarse, lanzarse o mantenerse en la tabla. Cuando todo eso esté listo, es momento de comenzar a probar en el agua, pero cerca de la orilla, para que se acostumbre.

Seguridad. La seguridad de tu perro y la propia son parte obligatoria de la práctica del SUP. Por eso, el chaleco salvavidas es indispensable (al menos para la mascota), y la línea de vida lo es para ti. Como los perros son buenos nadadores, podrán volver a la tabla si se lo ordenas (en caso de caídas al agua).

Hacer SUP Dog, o SUP con mascotas, es una de las mejores y más tiernas experiencias para que tu perro y tú puedan disfrutar a partes iguales del verano, pudiendo ir a la playa en las mismas condiciones y con la misma divertida propuesta.